Google +
345 viviendas en Zaragoza mejoran su eficiencia energética, accesibilidad y conservación

En Zaragoza, un total de 345 viviendas han mejorado su eficiencia energética, accesibilidad y conservación en los barrios de Las Fuentes, Picarral, San José, Delicias y Casco Histórico. Estas obras de rehabilitación de viviendas en la capital aragonesa cuentan con una inversión de cuatro millones de euros. El objetivo de las últimas convocatorias de ayudas municipales para este tipo de obras ha sido conseguir un ahorro energético mínimo del 50 por ciento en construcciones con más de 45 años desde su construcción. El alcalde de Zaragoza visito la pasada semana las actuaciones de rehabilitación puestas en marcha en varias viviendas del barrio de Las Fuentes.

En concreto, la comitiva recorrió varias comunidades de vecinos y vecinas del Grupo Andrea Casamayor, donde se han realizado obras de conservación, mejoras en la accesibilidad y aumento de la eficiencia energética. Estas últimas supondrán un ahorro en el consumo de un 50 por ciento como mínimo, gracias a un mayor aislamiento térmico y la mejora de las prestaciones en toda la envolvente de los edificios, ventanas y cubiertas, la mejora de las instalaciones de calefacción existentes por otras más eficientes y la aplicación de energías renovables, según pudo confirmar el propio alcalde de la capital aragonesa.

La inversión en obras de rehabilitación privada con ayudas públicas asciende a cuatro millones de euros, con lo que se ha llegado a 35 edificios y 345 viviendas, donde se ha actuado para mejorar el confort de las y los inquilinos, aportando una mayor accesibilidad y generando un mayor ahorro de energía. En este sentido, el alcalde de Zaragoza ha destacado durante la visita la importancia de recuperar estas mejoras tras otros periodos de menor inversión como fueron los años 2013 y 2014. En concreto, las viviendas donde se ha realizado el recorrido han mejorado el aislamiento de las fachadas, las cubiertas y las soleras. Se han acabado con los puentes térmicos y las humedades, se han duplicado ventanas y sustituido carpinterías.

Por otro lado, las instalaciones térmicas también se han mejorado, incorporando centralizaciones de calefacción con la instalación de placas solares para el aprovechamiento de la energía solar en calefacción y agua caliente sanitaria. El alcalde añadió que en todos los casos se ha aportado un certificado técnico acreditando el porcentaje de ahorro energético con las obras de ecoeficiencia, financiadas al 100% por el Ayuntamiento de Zaragoza. El Ayuntamiento de Zaragoza presentó la semana pasada el Inventario de Emisiones a la Atmósfera para el sector residencial, un estudio que refleja que las emisiones de dióxido de carbono para el sector residencial han disminuido en un 8 por ciento.

Comentarios desactivados