Google +
Agua caliente sanitaria y consumo energético

El agua que consumimos a diario, es decir, el agua potable, así como el agua que empleamos en los baños, duchas, fregaderos, procede casi siempre de la instalación de agua del edificio donde nos encontremos, y al ser calentada, es cuando hablamos de agua caliente sanitaria.

El agua caliente de uso sanitario, por término medio, supone casi el 25% del consumo eléctrico de un hogar, así que tenemos el reto de ahorrar en el consumo energético en relación al uso del agua caliente sanitaria, también denominada por sus siglas, como ACS.

En términos medios, cada vez que empleamos el lavabo, gastamos entre 3 y 6 litros de agua, en una ducha, entre 30 y 50 litros de agua, y en la bañera entre 100 y 130 litros de agua.

En Mantenimientos e Instalaciones Zaragoza siempre aconsejamos sobre medidas de ahorro en las facturas. No queremos que nuestros clientes gasten más de la cuenta, por eso, empezamos por tener unos precios más que competitivos en todos nuestros servicios; entre los que destacan la instalación de bombas de agua en Zaragoza, el mantenimiento de bombas de agua en Zaragoza, la instalación de aire acondicionado en Zaragoza, el mantenimiento de aire acondicionado en Zaragoza, la instalación de climatización industrial en Zaragoza, el mantenimiento de sistemas de climatización en Zaragoza, el mantenimiento de energías renovables en Zaragoza, la instalación de frío industrial en Zaragoza (refrigeración industrial), el mantenimiento de frío industrial en Zaragoza, la instalación de calderas en Zaragoza y el mantenimiento de calderas en Zaragoza.

Y el tema de las calderas está íntimamente relacionado con el uso eficiente del agua caliente sanitaria.

Este uso eficiente del ACS pasa por mantener una temperatura de salida del agua caliente entre 37º y 42º. Y si aprovechamos la energía térmica para calentar el agua, mejor que mejor, más aún si nos apoyamos en otros sistemas más tradicionales como son la electricidad, el fuel, el gas y la biomasa.

Obtener agua caliente sanitaria mediante energía solar térmica hace que ahorremos alrededor del 50% en la factura energética. Y hoy en día estas tecnologías están ampliamente respaldadas y subvencionadas por las instituciones nacionales y autonómicas.

Un resumen de su funcionamiento es el siguiente:

Los equipos solares térmicos absorben la energía radiante del sol, la almacenan en un acumulador o en un depósito, y de esta mera, puede utilizarse en el momento que sea necesario.  El agua se calienta al circular por el sistema de circuitos, y en caso de que la temperatura no alcance los 45º, será el sistema de energía auxiliar el que la caliente hasta dicha temperatura.

Comentarios desactivados