Google +
Ahorra con un buen mantenimiento de la caldera en Zaragoza

El otoño ya ha llegado y aunque de momento haga buen tiempo, en breve tendremos que encender las calderas. Para poder ahorrar este invierno en calefacción, es importante conocer tanto aspectos técnicos, como hábitos de consumo que permiten reducir la factura eléctrica de manera drástica.

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es el mantenimiento de la caldera en Zaragoza. Lo cierto es que resulta imprescindible el revisar cada año que la caldera se encuentre en correcto estado. Durante estas revisiones hay que comprobar la toma del conducto de gas, la entrada y salida de agua y la toma a la red eléctrica.

Es importante que el profesional de mantenimiento que revise la caldera verifique en los indicadores correspondientes que la presión sea la adecuada, esta debe oscilar entre 1 y 1,5 bares de presión máxima. Revisar estos aspectos es esencial antes de comenzar a utilizar la caldera en Zaragoza.

La regulación adecuada de la temperatura de la caldera es otro de los factores más importantes. En caso de contar con una caldera estándar sin diferenciador, la temperatura se debe mantener entre los 50 y los 55 grados. Si por el contrario la caldera cuenta con diferenciador, la temperatura del agua caliente debe estar a 45 grados y la de la calefacción a 55 grados.

Por otro lado, existen muchas otras medidas para ahorrar en calefacción, como por ejemplo aislar la caldera no calorifugada, aislar y descalcificar las tuberías o cambiar los elementos de regulación defectuosos u obsoletos, entre muchas otras acciones.

Además de todos estos aspectos a la hora de ahorrar en calefacción, es importante también revisar si hay zonas en el edificio o la vivienda por donde entre el frío, pues se pueden originar numerosas pérdidas de calor en casas. Lo mejor para mejorar el asilamiento es cambiar las ventanas o utilizar burletes para taponar la entrada de aire.

Respecto a hábitos que fomentan el ahorro, es importante que por ejemplo si en la fachada da el sol, se suban las persianas para aprovechar los rayos que aportan calor. En algunos casos puede ser conveniente utilizar cortinas oscuras o alfombras para absorber la radiación solar, lo que permite aumentar la temperatura de las estancias.

Como ves es muy sencillo ahorrar calefacción en la vivienda, este invierno solo tienes que aplicar estos consejos técnicos y estos sencillos hábitos, de esta manera te será posible reducir la factura energética del hogar durante el invierno.

Comentarios desactivados