Google +
Ahorra con un buen mantenimiento de las instalaciones de tu nuevo hogar

No hay duda de que un buen mantenimiento es sinónimo de ahorro. En la actualidad son muchos los jóvenes que se emancipan, en algunos casos lo hacen adquiriendo una vivienda en propiedad y en otros se marchan a un piso de alquiler. Ambas opciones tienen una cosa en común, que se estrena piso, así que es importante revisar el estado de todas las instalaciones.

Como ocurre en todos los comienzos, emanciparse es complicado, tanto si se comparte piso como si se vive solo. En muchos casos el mayor problema es la falta de presupuesto, y es que al coste del alquiler o la hipoteca hay que sumar los gastos que generan los electrodomésticos del hogar, como el aire acondicionado o la calefacción, entre otros.

Por este mismo motivo es por el que es tan importante verificar el estado de la vivienda y de sus instalaciones antes de entrar a vivir al piso nuevo. Es importante que el piso tenga un buen estado general y que las instalaciones hayan contado con un buen plan de mantenimiento, para así evitar posibles averías.

Ya se sabe que a las instalaciones, sean del tipo que sean, es imprescindible realizarles revisiones periódicas para que funcionen de forma eficiente y se pueda ahorrar. En este sentido es muy importante contar con el asesoramiento técnico de profesionales del mantenimiento de Zaragoza, ya que son los que mejor podrán comprobar el estado de la instalación.

Por otro lado es importante apuntar las fechas de las revisiones de las instalaciones, lo mejor es contar con un calendario con todas las fechas de revisión. En caso de vivir en un piso de alquiler lo mejor es tratar este asunto con el propietario de la vivienda, de esta manera las dos partes salen beneficiadas.

Otro aspecto a tener en cuenta son las averías, en caso de vivir de alquiler ¿quién debe hacerse cargo de ellas? Este punto es muy importante, ya que las dos partes deben de conocer desde un principio de quien es la responsabilidad. Por otro lado si se cuenta con un buen plan de mantenimiento de las instalaciones del hogar no deben aparecer males mayores.

Si ya has comprobado el estado de todas las instalaciones de la vivienda, cuentas con un buen plan de mantenimiento de las mismas y tienes clara toda la información referente a este tema, ya puedes comenzar a ahorrar en otros aspectos de la casa, como por ejemplo cambiando los hábitos de consumo, algo muy importante.

La luz, el agua y el gas son los mayores gastos de una vivienda, así que es muy importante controlarlos para no asustarse en la siguiente factura de la luz. Es importante no encender luces innecesarias, no abrir el agua fría o caliente cuando no se está utilizando y no poner el aire acondicionado o calefacción al máximo para que caliente antes, entre otras cosas.

Comentarios desactivados