Google +
Ahorra en el recibo de tu comunidad de vecinos

Un punto muy importante para poder reducir la factura energética de nuestra comunidad de vecinos, reside en modernizar y hacer un buen mantenimiento de las instalaciones de nuestro edificio. Si a esto último, le sumamos además, unas modificaciones en los hábitos de consumo, podremos ahorrar mucho más en el recibo de la comunidad de vecinos.

Solamente con cambiar una caldera antigua por otra más moderna, el consumo energético de la comunidad puede bajar en alrededor de un 40%. La calefacción es uno de los gastos energéticos más grandes para la comunidad, así que es muy importante que la instalación que tengamos sea eficiente, para no estar gastando energía y dinero.

Está claro, que desde un punto de vista técnico, una caldera centralizada es más eficiente, pero el problema reside en que suelen producir más derroches a la hora de consumir que las individuales. Desde el año pasado las viviendas deben incluir medidores individuales aunque la caldera sea común, para que cada vecino pague lo que gaste.

El segundo gasto más grande suele ser la iluminación de las zonas comunes, simplemente sustituyendo las lámparas convencionales por unas de tecnología LED los consumos bajarían entre un 40 y un 80%. Otra opción es instalar sensores de presencia, pues son un ahorro adicional de un 10%.

Para saber qué hacer para reducir el gasto de la comunidad de vecinos, lo mejor es acudir a un especialista, pues nos brindará un gran asesoramiento técnico, tanto para cambiar alguna instalación, como para realizar un correcto mantenimiento de la misma.

Estos son algunos hábitos de consumo que pueden ayudar a reducir el gasto energético de la comunidad de vecinos. En cuanto a la calefacción, es recomendable tener una temperatura constante de entre 19 y 21 grados, en dormitorios con 16-18 grados es suficiente. Cada grado de más el consumo aumenta un 7%. Es importante realizar purgas periódicas en los radiadores, así como cerrar las llaves de los que no se utilicen.

En cuanto al agua caliente sanitaria, es importante no dejar ningún grifo goteando, pues el simple goteo supone 100 litros de agua al mes. También es importante revisar la instalación y los sistemas de producción y distribución. El mantenimiento de las instalaciones es una parte fundamental.

Es de vital importancia contar con profesionales del mantenimiento en la provincia de Zaragoza dedicados a prestar servicios en comunidades, edificios, empresas o instituciones. De esta manera podremos estar tranquilos.

Comentarios desactivados