Google +
¿Cada cuánto y quién debe realizar la revisión de mantenimiento de la caldera?

Cuando se posee una caldera de gas, hay que tener en cuenta que su revisión periódica es obligatoria. Con estas revisiones lo que se pretende es verificar el correcto funcionamiento y la eficiencia energética de la caldera, de esta manera se comprueba que las emisiones de gases sean las adecuadas.

Para que una caldera funcione correctamente es fundamental realizar este tipo de revisiones, además un mantenimiento adecuado de la caldera es garantía de seguridad y confort para las personas que residen en el domicilio. Las calderas de gas deben ser revisadas cada dos años de forma obligatoria, mientras que las calderas de gasoil se deben realizar cada año.

Por norma general es el usuario el que se encarga de solicitar la revisión de mantenimiento de su caldera. Los precios de las revisiones y del mantenimiento de las calderas u otros sistemas de calefacción varían según el tipo de contrato de mantenimiento, ya que cada uno es diferente, pues incluyen cláusulas diferentes en cada caso.

Por otro lado la revisión de mantenimiento de la caldera la debe realizar una empresa de mantenimiento de Zaragoza certificada, el usuario puede elegir entre diversas opciones. Los fabricantes de calderas siempre suelen ofrecer servicios de mantenimiento de sus productos, en ellos suele estar incluida la revisión de la caldera.

Las compañías de gas también incluyen en su contrato las revisiones anuales obligatorias de la caldera. En este caso es la propia empresa la que avisa al usuario de cuándo debe realizarse la revisión de la caldera y el servicio se suele cobrar en la misma factura de consumo de gas del mes, es otra opción.

La tercera opción es optar por una empresa de mantenimiento cualificada, en este caso los profesionales que realizan la revisión y mantenimiento de la caldera son instaladores de gas y cuentan con todos los conocimientos necesarios para realizar la tarea. Una muy buena opción es contratar un plan de mantenimiento con la empresa, en el que se incluyan las revisiones.

En todas las opciones, el técnico deberá emitir un certificado como que se ha revisado la caldera. Es importante que el usuario lo guarde durante 5 años. Por otro lado, tras la revisión, el técnico colocará una pegatina en la caldera para facilitar una fecha orientativa de las próximas inspecciones.

En este sentido lo más importante es que la revisión de la caldera la realice un profesional, ya que en muchas ocasiones se ofrecen servicios de instaladores no autorizados. Hay que pensar que una mala manipulación de la caldera puede provocar graves consecuencias, así que es de vital importancia contar con el asesoramiento técnico de un profesional de mantenimiento de calderas de Zaragoza.

Comentarios desactivados