Google +
Cómo ahorrar climatización en una oficina o PYME

Las pequeñas oficinas de autónomos o las PYMES abundan en nuestro país, para todas ellas vamos a mostrarles cómo ahorrar en climatización, algo sin duda interesante cuando cada día nos estamos levantando con nuevas subidas en el precio de la luz.

Y si además de ahorrar costes en climatización, los ahorramos en contaminación a la atmósfera, mejor que mejor. Un buen uso de los elementos electrónicos con los que contamos en la oficina o en la PYME es fundamental para reducir los gastos, pero antes lo primero es estudiar cuál es el sistema de climatización más adecuado para nuestras oficinas o instalaciones, sobre todo en lo referente al tamaño y tipo de las mismas.

En cuanto al uso que le demos al sistema de calefacción lo ideal es que dicha climatización tenga un temporizador o esté programada de alguna manera para estar en funcionamiento solo cuando haya gente trabajando y que se desconecte cuando la oficina o la PYME esté cerrada.

Lo recomendable es que la temperatura esté entre 20º y 21º ya que más temperatura hará que la factura de la luz crezca sin que haya una buena razón, así que hay que avisar también a los empleados si es necesario, de que no suban el termostato de la calefacción en invierno o la bajen en verano, que haya una temperatura constate de unos 20º es lo ideal tanto para estar de manera confortable como para no derrochar en la factura de la luz.

Para ahorrar en climatización y por lo tanto, en la factura de la luz, es importante revisar antes que no haya fugas por las ventanas o las puertas, que el edificio donde nos encontremos sea en lo que aislamiento se refiere, eficiente energéticamente. Lo ideal es tener un doble acristalamiento en las ventas y que las puertas cierren perfectamente así como que el aislamiento de las paredes de nuestra oficina o PYME sea el adecuado.

El correcto mantenimiento de la caldera y/o de todos los sistemas de climatización es fundamental para que funcione perfectamente y evitemos posteriores gastos mayores porque se estropeen los sistemas de climatización.

A la hora de ventilar las estancias, hay que hacerlo durante 10 minutos al día, ni más ni menos, con este tiempo tendremos una correcta renovación del aire sin que suponga un derroche innecesario para alcanzar esos 20º – 21º grados de temperatura en la PYME o en la oficina.

Comentarios desactivados