Google +
Cómo ahorrar en la factura energética de la comunidad de vecinos

Los gastos de la comunidad de vecinos son muchos y variados por ello queremos darte unas recomendaciones para ayudaros a ahorrar. Para empezar no está mal comprar los precios del seguro o a la hora de contratar un administrador o un servicio de limpieza, etc. Aunque, sin duda, donde mayores ahorros podemos obtener es en la gestión eficiente de la energía. Y es que modernizar y mantener bien las instalaciones y modificar los hábitos de consumo son gestos necesarios para reducir el recibo final. A continuación vamos a darte unos consejos que te ayudarán a ser más eficiente y ahorrar en la factura energética.

Empezaremos recomendándote que apuestes por las calderas de gas natural, y es que el cambiar la caldera central por una de gas natural puede conseguir ahorros en calefacción y agua caliente del 45 por ciento. Y es que el cambio al gas natural y a las calderas de condensación es interesante, pues en comparación con el gasóleo, el gas natural es un combustible más económico y, además, las calderas de condensación tienen un mayor rendimiento y un menor consumo, entre el 20 y el 25 por ciento menor. También es importante el pago individual por consumo en la comunidad de vecinos.

Repartir la factura en función del gasto real de cada vecino no sólo es clave para un consumo responsable, también se traduce en ahorro de hasta un 20 por ciento de la factura de cada usuario, según cifras barajadas por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía y la Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción. El siguiente consejo tiene que ver con el aislamiento térmico y el mejorarlo todo lo posible. Y es que no es ningún secreto la importancia del aislamiento térmico en las viviendas. El 80 por ciento de los 25 millones de hogares que hay en España carece de un aislamiento adecuado.

La fachada o las ventanas mal aisladas provocan el 70 por ciento de las pérdidas de energía que se traducen en un gasto económico innecesario. Un adecuado aislamiento del edificio consigue reducir hasta el 40 por ciento el consumo energético, mejorando considerablemente el confort, bienestar y habitabilidad en las viviendas. Por último queremos recomendarte que cambies la iluminación, ya que tras la calefacción, es el gasto energético más alto en las comunidades de vecinos. Instalar detectores de presencia en las zonas comunes puede suponer importantes ahorros, así como sustituir toda la iluminación por tecnología LED que proporcionará, desde el día uno, un ahorro en el consumo de hasta un 70 por ciento.

Comentarios desactivados