Google +
¿Cómo calentar los hogares sin riesgos?

Seguramente quieras que tu casa esté caliente este invierno que acaba de comenzar, y quieres tener un sistema de calefacción seguro y sin riesgos ¿verdad? En Mantenimientos e Instalaciones Zaragoza te contamos cuál es el sistema de calefacción más seguro.

Cabe señalar primero que en Aragón ha aumentado el uso de la calefacción en un 52.62%, ya en noviembre, tendremos que esperar para tener datos más actualizados al respecto. Pero el invierno ya está aquí y la mayoría de las calderas en Zaragoza ya han empezado a funcionar, se estima que más de 450.000 hogares de Aragón encienden cada día la caldera. Esta cifra representa cerca del 85% de los edificios residenciales de nuestra Comunidad Autónoma.

También hay que indicar que hoy en día no es obligatorio que los hogares tengan calefacción, si bien las nuevas construcciones siempre cuentan con ella y lo más habitual en los edificios de Zaragoza y de todo Aragón es que tengan calderas de gas natural.

Y es que precisamente, son las calderas de gas natural el sistema de calefacción más seguro, así como el más cómodo y el menos contaminante.

Las calderas de gas natural son el sistema de calefacción más seguro si se realizan todas las revisiones correspondientes a mano de profesionales. Es obligatorio que el dueño de la caldera realice una revisión cada dos años, y a pesar de que el Gobierno de Aragón impone que la instalación de las calderas se revise cada 5 años, los expertos recomiendan que la caldera individual se revise anualmente para evitar problemas. Por supuesto, también nos dicen que no se manipulen las calderas si no se tienen conocimientos al respecto, y es que la importancia de contar con verdaderos profesionales que instalen y mantenga la caldera es fundamental para que sea un sistema de calefacción seguro, al igual que sucede con cualquier otro elemento del hogar, como por ejemplo, los ascensores.

Si en casa notamos el olor característico del gas lo primero que debemos hacer es abrir las ventanas, apagar la calefacción y cerrar el gas. No hay que encender ningún interruptor para sortear posibles explosiones.

Una vez eliminados los riesgos, hay que llamar al técnico de calderas en Zaragoza para que compruebe la instalación de la caldera y realice las reparaciones correspondientes.

Si el fallo es de la caldera y no de su instalación, lo notaremos por un aumento en la humedad, ya que los gases no se están expulsando de manera correcta, en este caso el riesgo no es tan grande como en el caso de una fuga de gas pero en determinadas cantidades puede ser tan tóxico que puede ser letal, así que, nunca hay que jugársela con las calderas de gas natural, son un sistema muy seguro pero deben estar correctamente inspeccionadas por profesionales.

Comentarios desactivados