Google +
¿Cómo funcionan las calderas de biomasa?

La utilización de una caldera de biomasa puede ayudarnos a ahorrar hasta el 50 por ciento del coste de combustible y reducir las emisiones a la atmósfera en hasta un 60 por ciento al año. Si queremos instalar una de estas calderas de biomasa en nuestra casa, antes debemos tener en cuenta otros aspectos como dónde la vamos a ubicar, ya que la caldera de biomasa necesita un silo para el almacenaje del combustible, y este debe situarse en un lugar próximo a la caldera para que el tornillo sinfín pueda recoger el combustible y llevarlo hasta ella.

Puede parecer algo trivial, pero es muy importante que sepamos dónde vamos a situar el silo de almacenamiento antes de proceder a la instalación, puesto que ello condicionará la ubicación de la propia caldera. En cuanto al funcionamiento, la caldera de biomasa posee un quemador de combustible, donde se quema este y se genera la llama, dando lugar a la combustión que produce el calor que es transmitido al circuito de agua de la caldera. De esta manera se consigue calentar el agua que alimenta los radiadores y, por otra parte, también obtenemos el agua caliente sanitaria para nuestro propio uso y consumo.

Sobre el procedimiento, primero se carga una pequeña cantidad de pellets que el tornillo sinfín lleva hasta el cenicero y prende. Cuando el sensor detecta fuego se arranca la ventilación y empieza el quemado masivo de combustible. El consumo dependerá de las necesidades de nuestra vivienda o de la superficie que queremos calentar. Por otro lado, el mantenimiento de estas calderas es mínimo y tan solo habría que realizar una limpieza periódica de los siguientes componentes. Los intercambiadores para limpiar las partículas que pueden depositarse sobre su superficie. Para que las partículas que pudieran estar adheridas a los tubos caen al cajón de cenizas.

El cajón de cenizas que consiste básicamente en tirar las cenizas que se depositan durante la combustión del pellet al cubo de la basura. El quemador ya que el combustible sólido puede ocasionar costras procedentes de combustible no quemado o de materiales ajenos al combustible. Con estas sencillas operaciones de limpieza ordinaria la caldera de biomasa puede funcionar sin problemas durante toda su vida útil. Lo mejor es dejar las tareas de mantenimiento a una empresa especializada, y nosotros en Zaragoza te recomendamos la empresa Mantenimientos e Instalaciones Zaragoza. Y es que desde esta empresa pueden supervisar el correcto funcionamiento de la caldera y realizar una limpieza extraordinaria. Esta es la mejor manera de que la caldera funcione sin problemas durante toda su vida útil.

Comentarios desactivados