Google +
¿Cómo han cambiado las instalaciones y su mantenimiento hasta 2017?

Con el paso de los años en España han cambiado mucho las diversas instalaciones y su mantenimiento. En la actualidad existen una gran variedad de instalaciones, ya sean de refrigeración y aire acondicionado, de calefacción, de fontanería, de gas, de tipo eléctrico…etc. Por supuesto el mantenimiento de las mismas también ha cambiado.

En lo que respecta a las instalaciones de refrigeración y aire acondicionado, hace unos años los equipos de aire acondicionado se consideraban un elemento de lujo, sin embargo en la actualidad casi todos los hogares y lugares de trabajo cuentan con uno. Por otro lado las instalaciones eran grandes, pesadas, ruidosas y poco eficientes.

Con el paso de los años estas instalaciones de climatización fueron evolucionando, se comenzó a apostar por un diseño más bonito, tamaños más reducidos y uno de los aspectos fundamentales, apostaron por la mejora de la eficiencia energética de los mismos. El papel del instalador también cambió, ya que el asesoramiento técnico de profesionales del sector de la climatización comenzó a ser más demandado.

Algo parecido ocurrió en las instalaciones de calefacción, estos equipos también han experimentado grandes avances. Por ejemplo las antiguas calderas de carbón han dejado de utilizarse, al igual que las tuberías de hierro, plomo o aleaciones de bronce, entre otros aspectos. Actualmente los materiales más utilizados en las instalaciones de calefacción son el plástico y el cobre.

Gracias a la incorporación de estos materiales las instalaciones de calefacción han mejorado mucho, el cobre en su caso posee una alta conductividad térmica, mientras que el plástico evita pérdidas energéticas y produce mucho menos ruido. Elegir un tipo de material u otro depende de las necesidades de cada instalación.

Al igual que en las instalaciones de refrigeración y aire acondicionado, en las instalaciones de calefacción también se está apostando por la mejora de la eficiencia energética y por lo tanto el ahorro. Las instalaciones de calefacción son responsables de más de la mitad del consumo energético de un hogar o lugar de trabajo.

Algunas de las instalaciones más eficientes que existen en la actualidad son las calderas de condensación, los sistemas radiantes, los sistemas que funcionan con energías renovables, como la energía solar, la de biomasa o la geotermia, o las instalaciones de aerotermia, que además de calefacción ofrecen refrigeración y agua caliente.

En este sentido es muy importante elegir una empresa especializa en el sector de las energías renovables de Zaragoza para que se ocupe de su instalación y posterior mantenimiento, aspectos muy importantes para el correcto funcionamiento de la misma y por lo tanto para reducir el consumo energético.

Comentarios desactivados