Google +
Las comunidades de vecinos de Zaragoza ya pueden solicitar ayudas para mejorar la eficiencia energética

Desde el pasado viernes 28 hasta dentro de dos meses, toda comunidad de vecinos que quiera rehabilitar su edificio para obtener una mejora en la eficiencia energética, puede hacerlo, y es que el importe económico que este año ha destinado el Ayuntamiento de Zaragoza es dos veces y media superior que la del año pasado, llegando hasta casi 2 millones de euros.

Los vecinos y comunidades de vecinos que quieran solicitarlas deben presentar la documentación requerida en la Unidad de Información y Atención al Ciudadano (UIAC) de la sociedad municipal Zaragoza Vivienda, SAU, que se encuentra en la calle San Pablo 48, en horario de 9 a 17 horas de lunes a jueves, y los viernes de 9 a 14 horas, también allí se pueden informar de la documentación requerida para solicitar las ayudas a la rehabilitación.

Estas ayudas, que son este año de exactamente 1.816.819,77 euros, se distribuyen en 3 líneas de actuación y se espera que alcancen a alrededor de 200 viviendas.

En el caso de las acciones de mejora de la eficiencia energética, en las que se da la posibilidad de incluir la accesibilidad mediante la supresión de barreras arquitectónicas, se han destinado 1.266.819,77 euros. Es para edificios de más de 45 años, y se prioriza a los que se encuentran en conjuntos urbanos y centros históricos.

Para solventar problemas graves de conservación, de pobreza energética y accesibilidad, se han destinado 500.000 euros.

Para ayudas esporádicas a familias en situación de vulnerabilidad y facilitarles la posibilidad de poder tener acciones innovadoras en rehabilitación, se han destinado 50.000 euros.

Al incorporase la posibilidad de acogerse a fórmulas innovadoras, se han incluido actuaciones como el aprovechamiento de usos de plantas bajas, la redensificación mediante incremento en altura, creación de cooperativas de rehabilitación, etc.

Teniendo en cuenta que en años anteriores, había comunidades de vecinos, residencias y familias cuyas edificaciones presentan graves carencias de habitabilidad y que para ellas no había ayudas, este año, se incorporan criterios socioeconómicos para conceder las ayudas a la rehabilitación energética, que se destinan a solventar graves situaciones por pobreza energética, falta de conservación y/o accesibilidad para colectivos vulnerables. Estas ayudas están dirigidas a personas físicas propietarias de una vivienda que sea su domicilio habitual, y cuyos ingresos sean inferiores a 2.5 veces el IPREM, o también para comunidades de propietarios en las que al menos el 60% de los propietarios que habiten de manera permanente, tengan ingresos inferiores a 2.5 el IPREM.

Y aún van más allá estas ayudas, ya que en el caso de que se tenga que paralizar algún proceso de rehabilitación porque algún vecino no pueda llevarlo a cabo por razones socioeconómicas, se ha prevista una partida de 50.000 euros, destinados a la viabilidad económico de acciones innovadores de rehabilitación energética y de accesibilidad para familias socioeconómicamente vulnerables.

Comentarios desactivados