Google +
Consejos a la hora de calentar la casa en invierno

En este post queremos darte una serie de consejos para que calientes tu casa de la manera más eficiente posible, y es que hay que saber utilizar bien los equipos de calefacción para no gastar energía innecesaria y evitar desperdiciar el calor que estos aparatos generan. Otra cosa a tener en cuenta es que la calefacción representa casi el 70 por ciento del consumo energético de una vivienda. Por este motivo y para ahorrar lo máximo posible sin desperdiciar el calor generado, es fundamental tener en cuenta algunos consejos.

Por ejemplo, durante los meses de invierno es recomendable mantener la vivienda a una temperatura de 19 a 21 grados a lo largo del día y reducirla a entre 15 y 17 grados por la noche. Para poder llevar este consejo a cabo es importante y útil el uso de termostatos que permitan programar la calefacción. Por otro lado y para aprovecha la energía natural del sol, es muy recomendable subir las persianas durante el día para que entre la luz solar y bajarlas por la noche con el fin de conseguir un mejor aislamiento en nuestro hogar durante las horas más frías del día.

También hay que tener en cuenta que cuando se sale de casa, la temperatura puede bajarse hasta 15 grados para mantener un nivel térmico mínimo. Y es que es mejor dejar la calefacción encendida para evitar tener que gastar demasiada energía en calentar otra vez la vivienda. Un consejo importante es instalar los radiadores debajo de las ventanas de nuestra casa, ya que así se distribuye mejor el aire caliente por toda la casa. Además hay que evitar tapar los radiadores y obstruirlos  con ropa u otros elementos, ya que de esta forma estaremos evitando que se distribuya bien en calor por nuestro hogar.

Otro consejo importante es revisar de forma frecuente el funcionamiento de nuestra instalación de calefacción para verificar que funcione correctamente. De esta manera evitaremos averías en pleno invierno que puedan tenernos sin calefacción. Por ejemplo, el uso de las nuevas calderas de condensación nos permiten lograr un ahorro superior al 30 por ciento en la factura. Por último nos gustaría aconsejarte que tengas en cuenta que cada grado que aumentas la temperatura en la calefacción de tu hogar crea un incremento del consumo de energía de un 7 por ciento, aproximadamente. También debes saber que por poner el termostato a 30 grados la casa no se va a calentar antes que si lo pones a 22 grados.

Comentarios desactivados