Google +
La importancia del mantenimiento de las instalaciones eléctricas

Las instalaciones eléctricas no suelen evidenciar un problema de funcionamiento, sino que presentan pérdidas de producción, es decir que generan pérdidas de dinero. Si a esto le añades el gran costo que tienen, deducimos que lo mejor es optar por un buen mantenimiento de las instalaciones eléctricas. Es de vital importancia anticiparse a los problemas que puedan ocasionar, las pérdidas económicas pueden ser enormes.

Ya lo dicen, más vale prevenir que curar, y en este caso el refrán viene como anillo al dedo. En las instalaciones eléctricas lo mejor es anticiparse, porque si el problema llega a ocasionarse las pérdidas de dinero suelen ser muy importantes. Para que esto no ocurra lo que hay que hacer es contar con un buen servicio de mantenimiento, ya que mediante diversas actividades garantizan un correcto funcionamiento de los equipos.

Lo mejor es contar con un servicio de mantenimiento que se adapte a las necesidades de la empresa, comunidad o edificio, y también al equipamiento que haya instalado en ellas, teniendo en cuenta sus características y su estado técnico. El objetivo principal es preservar la maquinaria, el equipo y las instalaciones en las condiciones óptimas, evitando por supuesto fallos durante su vida útil, y aumentando su eficiencia.

Los fallos de las instalaciones eléctricas suelen suponer grandes pérdidas económicas, así que el mantenimiento es una tarea preventiva. No hay que esperar a que un equipo deje de funcionar para llamar a una empresa de mantenimiento, sino que hay que contar con uno para que evalúe de manera periódica el correcto funcionamiento de las diversas instalaciones, o pueda detectar el mínimo problema antes de que se convierta en una gran pérdida.

Es muy importante que el mantenimiento de las instalaciones eléctricas lo realice una persona altamente cualificada, ya que suelen ser de gran complejidad y los problemas no suelen estar a la vista. Además una persona sin experiencia en el mantenimiento de instalaciones eléctricas puede llegar a pasar por alto problemas muy importantes.

Algunas de las instalaciones eléctricas que necesitan más revisiones periódicas para evitar problemas graves son los motores eléctricos, los generadores, la iluminación en general, las líneas eléctricas, las cajas de conexión o los interruptores. Una buena detección a tiempo puede salvarnos de tener que reemplazar una pieza por otra o cambiar el equipo.

También hay que tener en cuenta que a veces los repuestos originales de las piezas que deben reemplazarse no están disponibles, así que hay que esperar y esto supone que la instalación tendrá que estar parada mientras tanto, lo que se traduce en pérdidas económicas enormes. Con un buen mantenimiento se puede evitar esta situación.

Comentarios desactivados