Google +
El mantenimiento de las instalaciones del hogar es de máxima importancia

Si quieres saber por qué tiene tanta importancia el correcto mantenimiento de las instalaciones en un hogar, sigue leyendo, esta información te interesa, sobre todo después de hacer el esfuerzo económico de comprar una propiedad y querer evitar más gasto en reparaciones más costosas de lo que sea necesario.

Y es que el mantenimiento preventivo es muy importante, y el correctivo, si se llega a este caso, por supuesto, también. Por todo ello mantener las instalaciones como el agua, la calefacción, la electricidad y el aislamiento térmico, es vital, si estas instalaciones son revisadas para que funcionen de manera correcta y óptima, nos evitaremos tener que realizar reparaciones que nos supongan más dinero y/o más dificultades.

Para empezar, cualquier tipo de mantenimiento debe ser realizado por profesionales del sector, que además nos garanticen el correcto funcionamiento ante cualquier eventualidad. Hablando cordialmente, aquí no valen los cuñados/sobrinos/primos/amigos que son un poco manitas y que seguro quieren ayudar.

También hay que ser conscientes de que cualquier propiedad, ya sea una residencia habitual o vacacional, o incluso, esté deshabitada, se expone al desgaste, tanto por usarla como por no hacerlo. Tanto tuberías, como calderas, instalaciones eléctricas, grifos, ventanas, todos estos elementos se desgatan por diversos motivos y deben irse manteniendo o reparando para asegurar su correcto funcionamiento.

Además unos buenos profesionales en el mantenimiento de calderas, en el mantenimiento de climatización o en el mantenimiento de energías renovables, además de solucionar problemas, supervisan otros posibles puntos débiles de las instalaciones y es posible que solucionen en el momento fallos que de otra manera, sería más costosos y complicados de reparar.

Los puntos más importantes a mantener en un cualquier tipo de propiedad son:

  • La red de distribución del agua: se compone de las tuberías que van del exterior al interior de la propiedad y aunque las tuberías exteriores no dependen de los propietarios, las tuberías de dentro, los grifos y cisternas sí que dependen de los propietarios.
  • Red eléctrica: es muy importante que no haya fallos en las instalaciones eléctricas, por el peligro que pueden conllevar, pueden provocar un cortocircuito que haga necesaria una reparación completa, pueden romper algún electrodoméstico, pueden producir un incendio o una explosión. Además una instalación eléctrica deficiente puede hacer disparar el consumo de electricidad, por lo que contar con un profesional en electricidad y en eficiencia energética es fundamental para que todo funcione de la manera más óptima y rentable.
  • Gas y calefacción: Sobretodo con el frío, mantener el sistema de calefacción, sea este el que sea, es de vital importancia, un consumo de recursos inadecuado también hace disparar la factura de la luz. Y por supuesto, es muy peligroso tener un sistema de calefacción con escapes o fisuras.
Comentarios desactivados