Google +
¿Qué calentador de agua a gas elijo?

Los calentadores de agua a gas sirven para proporcionar agua caliente sanitaria por lo que inciden directamente en el confort de nuestro hogar. Elegir uno u otro también dependerá de la instalación que tengamos en casa y del uso y consumo de agua caliente que se haga en nuestro hogar. Además, gracias a las últimas tecnologías, se puede producir agua caliente de manera instantánea, y si el calentador a gas es además termostático, es posible seleccionar el grado de temperatura a la que se desea el agua. Y es que hay características que son muy importantes a la hora de elegir y decidirse por un calentador u otro.

El poder contar con agua caliente en cualquier momento influye notablemente en el confort, ya que podemos usar esta agua en cualquier momento, sin necesidad de esperar a que se caliente, siendo posible el uso del agua de forma simultánea, con total garantía y disponibilidad. Por otro lado, los calentadores termostáticos permiten un mayor control y precisión sobre la temperatura del agua, y además permiten  a través de regulación  electrónica una mayor estabilidad en la temperatura en el hogar, mayor confort y ahorro de energía. Gracias a su pantalla táctil puedes controlar la temperatura del agua lo que asegura mayor control sobre la instalación.

Y es que, después de que entrara en vigor el Real Decreto 238/2013 de 5 de abril, se modificaron determinados artículos e instrucciones técnicas del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, por lo que se prohíbe instalar generadores de calor, incluidos los calentadores, de hasta 70KW de tipo atmosféricos a partir del 1 de enero del 2010. La diferencia fundamental entre un calentador atmosférico y uno estanco es que en el primero la evacuación de los humos de la combustión se produce de forma natural y en el caso de los calentadores estancos la evacuación de los gases de la combustión se produce en una cámara cerrada

Esto se conoce como sistema de extracción mecánica de evacuación de humos, ya que consiste en dos tubos, uno por el que se expulsan los humos y otro, por el que se absorbe el aire necesario. Por este motivo, el calentador estanco es más eficiente porque recoge únicamente el aire del exterior que necesita para la combustión, y también más seguro, ya que la evacuación de humos de la combustión se produce en una cámara cerrada, que impide el contacto con el exterior. También debes prestar atención a la etiqueta energética del producto que te informará sobre el nivel sonoro el consumo energético anual y la clasificación energética. Por estos motivos, desde aquí te queremos recomendar que para elegir el mejor calentador a gas por su mayor eficiencia y fiabilidad es el calentador estanco.

Comentarios desactivados