Google +
¿Qué tener en cuenta a la hora de revisar tu caldera?

Ya tenemos aquí el invierno y las navidades y con ello la bajada considerable de temperaturas que nos hacen que utilizamos agua caliente y calefacción de manera más frecuente. Lo peor que puede pasarte ahora que vas a utilizar más tu caldera es que se averíe o que tenga un consumo excesivo por una falta de mantenimiento. Por lo que siempre es recomendable hacer de vez en cuando revisiones y mantenimiento a la caldera para evitar estos problemas. Y es que debes llevar a cabo una revisión de tu caldera y realizar las labores de mantenimiento necesarias, sin olvidar pasar las revisiones obligatorias para verificar el óptimo estado de la caldera.

La legislación vigente, en concreto el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios indica que el mantenimiento y la revisión de las calderas de gas, incluyendo las calderas de condensación, que tengan una potencia igual o inferior a 70kW, entre las que se incluyen la mayoría de calderas domésticas que tenemos en nuestros hogares, se tiene que realizar cada dos años como mínimo, aunque lo ideal es hacerlo según las instrucciones del fabricante de la caldera.

Y es que las instalaciones de calefacción que funcionan con gasóleo, electricidad, biomasa, etc. de hasta 70 kW deben revisarse como mínimo una vez al año, y en el caso de las térmicas de más de 70kW en instalaciones comunitarias, locales comerciales, viviendas unifamiliares que dispongan de piscina térmica o spa, la revisión es obligatoria hacerla cada mes. Por lo que lo mejor suele ser tener un servicio de mantenimiento contratado con una empresa profesional y de confianza.

Nuestra recomendación es que siempre realices la revisión con el Servicio Técnico Oficial de la marca de tu caldera. Otra buena alternativa es que contrates un servicio de mantenimiento profesional a tu empresa de confianza, como por ejemplo la que te instaló la caldera en tu hogar. Los servicios técnicos oficiales son los que mejor conocen nuestras calderas, los mejor formados para ello y los que realizan el mantenimiento respecto a los parámetros de fábrica.  Además, cuentan con los repuestos originales de todas ellas.

También debes tener en cuenta, que cuanto más conozcas a la empresa a la que le contratas los servicios profesionales de mantenimiento mejor. Y es que en estas fechas en las que estamos son bastante comunes las estafas en las revisiones de la caldera, ya que empieza a hacer frío y  la gente empieza a llamar a los expertos del mantenimiento de calderas para que revisen su instalación y su caldera. Siempre es bueno hacer una revisión a la caldera, pero si se presenta alguien en tu casa para hacer la revisión sin que hayas llamado es para sospechar. En este método de robo, los estafadores se presentan en las casas de las víctimas haciéndose pasar por personal de la compañía de gas con el fin de llevar a cabo una falsa inspección de la instalación y la caldera.

Comentarios desactivados