Google +
¿Qué sistema de calefacción funciona mejor?

En estos meses de invierno siempre miramos nuestro sistema de calefacción de reojo para que no se estropee o nos deje tirados y pasando frío. Responder a cuál es el mejor sistema de calefacción no tiene una única respuesta, ya que dependerá de factores como las necesidades energéticas que haya en la vivienda, la orientación, el nivel de aislamiento, etc. Otro factor fundamental es el tipo de energía con el que contamos, no es lo mismo contar con la acometida eléctrica que disponer o no de la red de suministro de gas natural, por ejemplo. Y es que dependiendo de la instalación de energía con la que contemos, nos encontraremos que existen diferentes soluciones de calefacción que podremos instalar en nuestro hogar u oficina.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta y valorar aspectos relativos a la eficiencia energética, al ecodiseño y al mantenimiento de los equipos. Ahora vamos a darte consejos para que puedas elegir el sistema que mejor te venga según las características de tu vivienda. En cuanto al etiquetado energético y al ecodiseño, la calefacción es responsable de un gran número de emisiones contaminantes a la atmósfera. Esto hace que se incentive la compra de productos con mayor eficiencia energética y mejor comportamiento medioambiental.

La clasificación energética es un indicador de la eficiencia del producto, por lo que tenlo en cuenta a la hora de adquirir productos relacionados con la energía. Por otro lado, la directiva de ecodiseño promueve la instalación de calderas de baja temperatura y calderas de condensación, por considerar que se reduce el consumo de energía respecto a otras calderas de gas y, por tanto, también reducen el número de emisiones. Si estás pensando en renovar tus instalaciones térmicas ten en cuenta aquellos productos e instalaciones que te permitan reducir el consumo de energía y el nivel de emisiones de CO2.

Otro sistema de calefacción es la bomba de calor, un sistema muy eficiente, que consigue un elevado rendimiento energético. La bomba de calor es capaz de, por ejemplo, con 10kw de potencia,  cubrir las necesidades de calefacción de una vivienda y con la ventaja de que, mientras una cuarta parte de la energía que consume es eléctrica, las otras tres provienen de una fuente de energía renovable. Además, existe la bomba de calor reversible permite cubrir tanto las necesidades de calefacción y ACS como las de refrigeración. Su rendimiento energético, facilidad de instalación y la ventaja añadida de usar una fuente de energía renovable como es el aire le convierten en una opción a tener en cuenta.

Y por último, no nos olvidemos de la importancia del correcto mantenimiento y revisión de los sistemas de calefacción para optimizar su rendimiento energético, hay que dejar siempre las revisiones y el mantenimiento en mano de profesionales de este sector que sepan lo que hacen.

Comentarios desactivados